La importancia de la regulación del piano para optimizar su funcionamiento

regulacion_pianosEl piano es un instrumento valioso y delicado que requiere de un mantenimiento regular, tanto si se usa a diario como si se usa esporádicamente, para mantener en óptimas condiciones su cuerpo acústico así como su mecánica, complejos cuanto menos en su construcción y diseño.

Además de afinar el piano, es importante realizar una limpieza periódica tanto del exterior como del interior y una serie de regulaciones y reglaje de la mecánica para garantizar un funcionamiento perfecto y prevenir posibles fallos y problemas futuros.

Este proceso no puede ser llevado a cabo por cualquiera. Es un trabajo complejo que requiere formación y experiencia.

En Hinves Pianos no sólo nos dedicamos a la venta de pianos. Disponemos de un servicio técnico altamente cualificado y formado en las mejores escuelas que pueden realizar la afinación, entonación y regulación de su piano con las máximas garantías.

En el proceso de regulación se deben ajustar un alto número de piezas y han de hacerse comprobaciones de forma habitual.

PROCESO DE REGULACIÓN DE UN PIANO

La regulación en el piano hace como un efecto dominó, en la cual todos los pasos inciden en uno posterior y en consecuencia, este paso afecta también a su anterior.

Por un lado se extrae, se inspecciona y se prueba cada unión y resorte de la maquinaria para comprobar que las partes de este mecanismo están perfectamente distanciadas, alineadas y orientadas.

Cuando hablamos de la mecánica hablamos de ejes, de básculas, de atrapes, de martillos, de guías etc…

Por ejemplo si los pasadores centrales de guías, horquillas etc.. están sueltos es necesario reemplazarlos para evitar que otras partes puedan soltarse, cojan holgura e incluso puedan romperse al tocar el piano.

Un punto imprescindible es la limpieza. Se debe limpiar cada tecla, los espacios entre ellas y también la zona inferior, además de limpiar el mecanismo. De esta forma el profesional se asegura de que se elimina completamente la suciedad acumulada con el paso del tiempo y que no afecte al funcionamiento y su ejecución.

Empleando herramientas específicas para controlar el espaciamiento entre teclas se ajusta el mecanismo de teclado, cuerdas y pedales.

Todos estos componentes deben quedar perfectamente alineados y coincidir con plena exactitud para que el tono del piano no se vea afectado y el tacto sea óptimo. De ahí que el ajuste del mecanismo deba ser muy preciso.

El personal técnico puede ajustar el tacto de las teclas del piano haciendo que sean más pesadas o más ligeras, en función de las preferencias de la persona que utiliza el instrumento.

Para conseguir que el sonido sea más brillante o más suave pero siempre de la mejor calidad, se endurecen o ablandan los martillos entre otras cosas, afinando previamente e instrumento para llevar a cabo el proceso de entonación. Esto es un delicado paso que jamás debe dejarse en manos de un aficionado pues puede enmudecer por completo el instrumento o destrozar su timbre.

Como ves, mantener tu piano en óptimas condiciones es tan importante que no se puede dejar en manos de cualquiera. Un instrumento tan complejo y tan valioso sólo debe ser tratado por manos profesionales.

Artículos Relacionados:

– La importancia de la afinación de los pianos

– Afíname que quiero que se me oiga bien…