Los pianos verticales invaden aeropuertos y estaciones en media Europa

Los pianos verticales invaden aeropuertos y estaciones en media Europa

Los aeropuertos y las estaciones son lugares donde reina el bullicio de los pasajeros que aguardan su momento de embarque. Los viajeros hacen cola, se mueven de un lado para otros, leen el periódico, toman un café o consultan el móvil. Nada fuera de lo habitual hasta que, de repente, comienza a sonar un piano.

Esto es lo que está ocurriendo en las principales ciudades europeas, tanto en las estaciones de tren como en aeropuertos. Roma, Londres, Praga, Turín, Florencia, Nápoles, París o Budapest son algunas de las ciudades donde los pianos verticales rompen la monotonía de los viajeros con el sonido de sus teclas.

Repartidos en diferentes zonas de estaciones y aeropuerto, los carteles invitan a los viajeros a sentarse al piano y tocar de manera gratuita y durante el tiempo que desee. Una forma original y diferentes de acercar la música a personas de todo tipo y condición que, de momento, no ha calado en nuestro país.

 

PIANOS EN ESTACIONES Y AEROPUERTOS ESPAÑOLES, ¿POR QUÉ NO?

Por el momento España no participa en esta interesante iniciativa ni tiene planes de hacerlo, a pesar de que el director musical Jordi Vivancos propuso situarlos en algunos lugares de relevancia en la ciudad de Barcelona, como la Plaza de Catalunya o el Paseo de Gracia. Su objetivo es acercar el piano a la gente y romper con su imagen elitista de instrumento con un alto precio, al alcance de unos pocos. Y es que, si bien el piano no es un instrumento barato, los pianos verticales tienen un precio mucho más asequible del que se podría pensar. Colocando los pianos en lugares públicos al alcance de todos se afianza la idea de que la música de piano puede ser disfrutada por cualquiera.

Vivancos intentó llegar a un acuerdo con la compañía de vuelo AENA, para poner un piano de cola en Barajas y otro en el Prat, pero no logró que aceptaran su propuesta. Por el contrario, en Francia, esta iniciativa ha sido todo un éxito en las estaciones de ferrocarriles, donde millones de personas aceptan el reto de sentarse al piano y hacer sonar sus teclas.

 

LOS PIANOS VERTICALES EN ESTACIONES Y AEROPUERTOS, UN FENÓMENO VIRAL

El resultado de esta iniciativa se puede apreciar en los numerosos vídeos subidos a Internet. En uno de ellos, que ya tiene más de 24 millones de visitas, se puede ver en la estación de París a un joven tocando una pieza improvisada junto a un espontáneo decide unirse.

Las anécdotas son abundantes. La pianista María Parra cuenta que tocando el piano junto al violinista Joshua Bell en la estación de L’Enfant logró recaudar 29 euros. Parra es también partidaria de la idea de fomentar el amor a la música clásica de piano y acabar con el mito de que es un instrumento reservado solo para unos pocos virtuosos que pueden comprar un piano.

 

Desde nuestra tienda de pianos en Madrid y Granada hemos querido hacernos eco de esta iniciativa pues, al igual que tantos profesionales del piano, estamos convencidos de que este instrumento debe democratizarse y llegar a todo el mundo.

 

Fuente de la imagen: El País.

 

Si te ha gustado este post sobre Los pianos verticales invaden aeropuertos y estaciones en media Europa, seguramente te interesará…

 

Deja un comentario