Artista del Mes: Andrea Bayona

En esta ocasión dedicamos nuestra sección Artista del mes a Andrea Bayona, una joven pianista madrileña de tan solo 21 años con un futuro muy prometedor. Nacida en el seno de una familia de artistas, su destino no podía ser otro que la música.

ANDREA BAYONA, UNA PIANISTA CON MÚSICA EN SUS GENES

Estuvo rodeada de música y arte incluso antes de nacer. Su padre es pintor y su madre, cantante, daba conciertos estando embarazada de Andrea.

Su primer contacto con el piano fue a los cuatro años, con un instrumento de juguete que le encantaba. A esa edad, comenzó a aprender música y movimiento en el Centro Cultural de Boadilla (Madrid), donde se quedó prendada de la majestuosidad, elegancia y sonoridad del piano.

Cuando, a los siete años, sus padres le propusieron aprender a tocar algún instrumento, enseguida tuvo claro cuál quería. Consiguió una plaza en el mismo centro donde se había iniciado en la música y comenzó a recibir sus primeras clases de piano.

Un año más tarde, empezó sus estudios de piano de Enseñanzas Elementales y Enseñanzas Profesionales de Música en el Conservatorio Padre Antonio Soler de San Lorenzo de El Escorial (Madrid). Su primer profesor, Sebastián Pérez Ibeas, al que siempre recuerda con gran cariño, le ayudó a dar sus primeros pasos pianísticos y la vio crecer y evolucionar.

En 2019, comenzó sus Estudios Superiores de Piano en el Conservatorio Superior de Música de Aragón, bajo la tutela del profesor Miguel Ángel Ortega Chavaldas. Actualmente, estudia cuarto curso con el mismo profesor, un músico excepcional al que Andrea agradece sinceramente todo lo que ha hecho por ella.

 

 

UNA CARRERA PIANÍSTICA MUY PROMETEDORA

Durante estos años ha recibido clases magistrales de maestros como Josep Colom, Marta Zabaleta, Frank Van der Laar, Vladimir Ovchlnnikov, David Kuijken, Kennedy Moretti, Miguel Borges, Ana Guijarro, Alexander Kandelaki y otros reconocidos músicos.

Su dedicación y constancia le han valido importantes logros a pesar de su corta edad. Con solo 13 años, resultó finalista en la edición de 2014 del Concurso Nacional de Piano “Jacinto Guerrero” de Toledo.

En 2018, actuó como solista en el “Aperitivo” de los pianistas Marta Zabaleta y Miguel Borges (Auditorio del Palacio de Cibeles, en Madrid). Ese mismo año también fue solista con la Orquesta del Centro Integrado de Música “Padre Antonio Soler” bajo la batuta del maestro Giuseppe Mancini (Auditorio de San Lorenzo de El Escorial, en Madrid).

Tras la obligada pausa por la pandemia, regresó a los escenarios en 2022. En febrero, tocó como solista con la Orquesta Clásica de Granada en el Teatro Isabel la Católica (Granada). Bajo la batuta de Silvia Olivero, interpretó el Concierto en Re Mayor BWV 1054 de J. S. Bach.

En mayo de este mismo año quedó finalista con su grupo de cámara “Trío Appassionato” en el concurso Juventudes Musicales de Ávila.

Su propósito en la vida es hacer llegar su música a la mayor cantidad de personas posible para compartir las mismas emociones que ella siente cuando interpreta al teclado. En Hinves, estamos convencidos de que lo va a conseguir.

 

NUESTRA ENTREVISTA CON ANDREA BAYONA

A continuación puedes leer la entrevista que hicimos a Andrea Bayona y descubrir cómo llegó al mundo de la música y cuáles son sus motivaciones.

  1. ¿Cuál es tu nombre completo?

ANDREA BAYONA GARCÍA

  1. ¿A qué edad empezaste a tocar el piano? ¿Fue decisión tuya?

Comencé a tocar el piano a la edad de 7 años. Sí que fue decisión mía. Me gustaba mucho el piano. Era un instrumento que me llamaba mucho la atención desde bien pequeñita.

  1. ¿Cuál fue tu primer piano? ¿Lo sigues teniendo?

Mi primer piano lo tuve a la edad de cuatro años. Era un piano de juguete que me encantaba. Recuerdo que mientras sonaban las canciones del teclado yo hacía como si tocara. Posteriormente, cuando empecé a tocar el piano en el Centro Cultural a los siete años, nos compramos un teclado Yamaha para practicar mis clases. El piano de juguete ya no lo tengo, pero el teclado donde realmente empecé a estudiar, sí que lo guardo.

  1. ¿Cuál ha sido el momento profesional más emocionante de tu vida?

Mi momento profesional más emocionante fue en 2018, con 17 años, cuando toqué por primera vez en un concierto para piano y orquesta en el Auditorio de San Lorenzo de El Escorial. Fue un momento inolvidable junto al gran director Giuseppe Mancini, que en paz descanse. Nunca había tocado en un sitio tan enorme y lleno de gente y acompañada de una gran orquesta. Sin duda, fue increíble y lo guardo como un gran momento. Fue revelador porque supe que quería dedicarme a esto. Quería tocar con orquestas, hacer más conciertos, auditorios llenos de gente… Me gustó, sentí que era mi sitio. No tuve miedo, al revés. Mi pasión y mi propósito de vida es poder hacer llegar la música a la mayor cantidad de gente posible.

  1. ¿Y el más complicado o frustrante?

Mi momento más frustrante en mi carrera profesional, sinceramente, no sé cuál es. Soy una persona bastante tranquila y tanto como frustración por algo no he tenido. Y menos con la música, ya que esta es para mí como el aire para respirar.

  1. ¿Quién ha sido tu fuente de inspiración?

Mi fuente de inspiración, desde luego, han sido mis profesores, el que actualmente tengo en el Conservatorio Superior y mi profesor del conservatorio profesional, quien me formó y creyó en mí siempre. Sin ellos, nada hubiera sido posible. Y, por supuesto, mis padres. Mi madre, artista también, por impulsarme siempre a superarme y poder ser mejor y no conformarme y mi padre por inspirarme, como pintor que es, a luchar por el arte y el talento.

  1. Si pudieras ser otra persona por un día, ¿quién te gustaría ser?

Si pudiera ser otra persona por un día, me gustaría ser una concertista de piano como Khatia Buniatishvili o Daniil Trifonov. Quisiera saber qué se siente al viajar tanto y tocar delante de tantas y tantas personas a las que les está llegando tu música, tocar en sitios realmente increíbles, emocionar a la gente y poder llenar sus vidas de alguna manera.

  1. ¿Tienes alguna manía antes de salir al escenario?

No tengo ninguna manía antes de salir al escenario. Normalmente, me gusta estar concentrada y, a poder ser, sola, ya que me ayuda a concentrarme.

  1. ¿Qué querías ser de pequeña?

Esta pregunta es fácil. Por suerte, yo siempre he querido dedicar mi vida completa al piano. Lo sé desde que empecé a tocarlo. De alguna forma, sabía que era mi futuro a la vez que mi pasión.

  1. Si no hubieras sido pianista, ¿qué te hubiera gustado ser?

A diferencia de la anterior pregunta, esta me parece algo más complicada de responder, ya que si no me dedicara a la música o al piano, en este caso, creo que me gustaría hacer algo relacionado con la naturaleza, con el medioambiente, voluntariados, trabajar en ayudar al ecosistema, los animales… Todo este tema me encanta y poder aportar mi granito de arena al mundo para que pueda ser un poquito mejor.

 

Si te ha gustado este posts sobre «Artista del Mes: Andrea Bayona» seguramente te interesará…