Comprar un Piano Steinway & Sons es sinónimo de comprar una leyenda viva

Comprar un Piano Steinway & Sons es sinónimo de comprar una leyenda viva

Imponente y delicado al mismo tiempo, el piano Steinway & Sons es un auténtico instrumento de leyenda, al que muchos equiparan a los emblemáticos violines Stradivarius. Ayudado por la caricia de unos hábiles dedos sobre sus teclas, su envolvente y poderoso sonido es capaz de llenar por sí solo un auditorio haciendo vibrar al público como si de una orquesta entera se tratase.

No es por casualidad que el piano Steinway & Sons se ha convertido en un piano de leyenda, objeto de deseo de los más prestigiosos y valorados pianistas del mundo. Su especial sonoridad, su timbre, el tacto o la respuesta de su mecánica, la calidad de sus materiales y, sobre todo, el proceso de fabricación artesanal que conserva desde sus orígenes, a mediados del siglo XIX, hacen de él mucho más que un piano. Es EL PIANO.

Si Steinway & Sons es sinónimo de piano, también podemos decir a la inversa, sin miedo a equivocarnos, que piano es sinónimo de Steinway & Sons. El piano Steinway & Sons ha traspasado los límites de propios de una marca hasta convertirse en una metonimia, en un nombre propio cuyo significado engloba a su significante.

 

LA HISTORIA DE LOS PIANOS DE COLA STEINWAY & SONS

El camino para llegar a ser una leyenda no es fácil. El piano Steinway & Sons recorrió un largo camino hasta posicionarse en su trono, el mismo que su creador, un emigrante alemán que llegó a Estados Unidos en 1851 con su proyecto en mente de “fabricar el mejor piano posible”.

No lo tuvo fácil este luthier, nacido en 1797 como Heinrich Engelhard Steinweg en Wolfshagen im Harz (Alemania) y que americanizó su nombre al llegar al nuevo continente. A los 15 años vio como morían sus padres y varios de sus hermanos alcanzados por un rayo. Él fue el único superviviente de la familia. La necesidad le llevó a trabajar como carpintero para, más tarde, convertirse en aprendiz de constructor de órganos.

Su habilidad en la fabricación de órganos y su inquietud por mejorar los instrumentos se dejó notar desde el primer momento. Sin embargo, su situación no era favorable y tuvo que comenzar la creación de lo que acabaría siendo EL PIANO a escondidas en la cocina de su casa. En 1836 vio la luz su primer piano de cola, que actualmente se exhibe en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

Una vez más, las circunstancias estuvieron en su contra. La situación política de la Alemania de mediados del siglo XIX le empujó a emigrar a Estados Unidos, adonde llegó en 1851 para comenzar de cero. Sin embargo, su hijo mayor se quedó a cargo de la empresa de fabricación de pianos en Alemania. En su país de acogida se cambió el nombre por el de Henry Steinway, que posteriormente daría nombre a los pianos de la marca Steinway & Sons que fundó en 1853 junto a sus hijos.

Su constancia, su perfeccionismo y su afán por mejorar el sonido del piano le llevaron a desarrollar numerosas patentes. En la actualidad Steinway & Sons tiene más de 125 patentes registradas. La calidad de los instrumentos que salían de su taller le valieron para ganar un enorme prestigio en poco tiempo. Sus sucesores continuaron con la labor del fundador de la firma sin perder nunca de vista la esencia del piano de cola Steinway & Sons original, la leyenda.

En nuestra Tienda de Pianos en Madrid y Granada, Hinves Pianos, tenemos el enorme placer de ser distribuidores oficiales de los Pianos Steinway & Sons en España, así que si junto a la marca, quieren hacer Leyenda en cuanto a la música de piano se refiere, contacta con nosotros y te asesoraremos para comprar tu piano de cola Steinway & Sons.

Si te ha gustado este post sobre la história de los Pianos Steinway & Sons, seguro que te interesará…

Deja un comentario